+34 900 34 11 34 
Particulares Empresas

Elegir marca

Afinar búsqueda
(es posible la selección múltiple)

Precio neto

Restringir a Precio neto

-
Marca
Caudal
Presión
 

Limpiadores a alta presión, limpiadores a vapor

¡Ejercer presión sobre la suciedad! Los limpiadores a alta presión descubren hasta la mínima suciedad: ya sea en el suelo, en esquinas o en ranuras, en máquinas o en componentes. Unas boquillas especiales hacen desaparecer la suciedad.
Se han encontrado 9 artículos
| | |
Se han encontrado 9 artículos

Limpiadores a alta presión y limpiadores a vapor: ¡más limpieza imposible!



Para la suciedad típica que se acumula persistentemente en las máquinas o en las instalaciones de la empresa, también puede recurrir a potentes productos de limpieza. Sin embargo, es más sencillo, más eficaz y más respetuoso con el medio ambiente utilizar limpiadores a alta presión y limpiadores a vapor en su lugar. Porque con la simple combinación de agua y presión conseguirá el máximo nivel de limpieza.



¿Qué distingue un limpiador a alta presión de un limpiador a vapor?



En principio, ambas versiones de dispositivo funcionan de forma similar y, por lo tanto, a menudo se confunden: el agua es expulsada bajo presión desde un sistema de boquillas y limpia las superficies sucias principalmente a través de una combinación de efectos físicos y térmicos.



Sin embargo, hay una diferencia significativa en el estado del líquido:



  • Los limpiadores a alta presión (dispositivos de agua caliente y fría) calientan el agua solo hasta 60 grados centígrados. Esto es completamente suficiente para disolver la suciedad, la grasa y los aceites. La presión es el factor abrasivo más importante aquí.

  • Los limpiadores a vapor calientan el agua de tal manera que se convierte en vapor. Este vapor mata los gérmenes y bacterias ya solo por el calor, por lo que el factor abrasivo debido a la presión solo tiene un papel secundario en este caso.


Esto significa que los limpiadores a alta presión y los limpiadores a vapor se utilizan en la limpieza industrial en diferentes áreas:



  • Los limpiadores a vapor garantizan una limpieza higiénica, especialmente en las superficies interiores que entran en contacto con alimentos. Las instalaciones sanitarias y los espacios comunitarios también quedan así libres de gérmenes y bacterias.

  • Los limpiadores a alta presión se utilizan en instalaciones exteriores para vías peatonales, muros u otros elementos de fachada, eliminan la suciedad y el aceite de grandes máquinas y vehículos y también son adecuados para talleres o naves de producción.


¿Qué tienen de especial estos aparatos de limpieza?



Ambas versiones tienen una gran ventaja: para grados de suciedad de ligera a media, le permiten prescindir sin problemas de productos de limpieza o accesorios de limpieza. Los productos correspondientes complementan el rendimiento termofísico con un componente químico que garantiza un éxito rápido en caso de suciedad especialmente resistente. Por cierto, en cuanto a la rapidez, los limpiadores a alta presión también convencen en este aspecto:



  • Gracias a su manejo ergonómico y a su diseño maniobrable, los empleados pueden limpiar superficies de forma rápida y sin agacharse.

  • Los diferentes juegos de accesorios hacen que el dispositivo sea flexible para diferentes superficies.

  • Gracias a los sofisticados sistemas de bombas y boquillas, el consumo de agua es muy bajo.


¿Para qué tareas puedo utilizar cada limpiador a alta presión?



Básicamente, puede utilizar cualquier limpiador a alta presión que adquiera en nuestra tienda de la marca Kärcher para cualquier tarea de limpieza común en la empresa. Solo tiene que prestar atención a algunos detalles:



  • Para máquinas y vehículos es mejor utilizar un limpiador con una temperatura de agua de 40 grados y la boquilla ''normal''.

  • Para vías peatonales, losas, fachadas, muros, etc. se puede utilizar la boquilla de fresado de suciedad.

  • Los suelos y superficies interiores con baldosas, linóleo, etc. se limpian con un limpiador a vapor.


Su selección básica de máquinas debe basarse en la frecuencia de uso y la funcionalidad requerida. Los elementos importantes son:



  • El sistema de calefacción y la posible temperatura del agua

  • La presión que se puede generar y la posible regulación de la misma

  • El tiempo de funcionamiento ininterrumpido necesario a partir de la combinación de la potencia del motor y la potencia de flujo


Desde este punto de vista, un limpiador de agua caliente a alta presión de alta potencia, por ejemplo, es ideal para lugares que cambian con frecuencia y permite tiempos de operación ininterrumpida de hasta una hora. Un modelo de agua fría es adecuado para uso ocasional, suciedad media y superficies manejables.



¿Qué instrucciones de cuidado se deben respetar?



Básicamente es importante ajustar la presión y la temperatura del agua a la sensibilidad de la superficie. Además, debe mantener siempre una cierta distancia (de 10 a 30 cm) entre el limpiador a alta presión y la superficie. A mayor distancia, el efecto de limpieza disminuye exponencialmente debido a la menor presión.



Aparte de esto, encontrará alternativas para máquinas en la gama para la limpieza y requisitos sanitarios, que puede utilizar cuando la limpieza a alta presión no es adecuada. Lo que usted debe saber sobre este tema lo hemos recopilado para usted en dos vistas generales:





Si no encuentra allí lo que busca, ¡estaremos encantados de asesorarle personalmente sobre la elección del equipamiento!

Comparación de productos