Proyectos y referencias

Estanterías en la isla de Heligoland

Cientos de cajas, recipientes apilables y estanterías con acabados especiales para el equipamiento de un almacén muy especial. No todos los días recibe KAISER+KRAFT un proyecto de tal envergadura. Y lo más sorprendente es de dónde viene el pedido: de una isla alemana en alta mar llamada Heligoland.

El proyecto

En el año 2014 se puso en funcionamiento el nuevo parque eólico “Nordsee Ost” de la empresa RWE Innogy 35 km al noroeste de la isla de Heligoland. El gasto generado por el seguimiento de estas 48 instalaciones eólicas es mucho mayor que el de turbinas eólicas ubicadas en tierra firme, siendo además muy difícil de planificar.

Aunque, de media, cada una de estas turbinas eólicas solo requiera entre dos y cuatro revisiones al año, son necesarias visitas diarias al parque eólico (siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan). Para ahorrarse tediosos viajes hasta los puertos en tierra firme (57 km hasta Cuxhaven o 115 km hasta Bremerhaven), la empresa necesitaba un punto estratégico en la isla.

RWE Innogy ler
RWE Innogy ler

Este problema pudo resolverse gracias a la ayuda del municipio de Heligoland. En el renovado puerto al sur de la isla se alzó un edificio industrial de grandes dimensiones y KAISER+KRAFT ganó la licitación pública para equipar el almacén allí edificado.

El reto

Proveer a una estación de explotación y servicio de tal envergadura de un equipamiento de almacén profesional ya es una tarea complicada en circunstancias normales, impensable sin la ayuda de especialistas en la materia. Si además el almacén está en alta mar, las dificultades son mucho mayores.

Este caso tiene además otra particularidad: la estación debe abastecer simultáneamente a dos empresas distintas. Por un lado, a los trabajadores de la empresa explotadora RWE Innogy (encargados principalmente de la generación de energía eléctrica) y, por el otro, a los especialistas del fabricante de turbinas Senvion SE (encargados del mantenimiento de la instalación eólica propiamente dicha).

KAISER+KRAFT asumió el desafío. “Este proyecto nos ha llenado de satisfacción y no solo por su alcance”, comenta Thorsten Oest, director regional de ventas de KAISER+KRAFT. “La energía eólica casa perfectamente con nuestro compromiso en términos de sostenibilidad. Cuanto más especiales son los requisitos y las ideas del cliente, mayor es el potencial de desarrollo y mejoras que podemos alcanzar. Para nosotros es muy provechoso el diálogo con los clientes, proveedores e incluso con los trabajadores”.

Desde la planificación hasta la entrega al cliente en junio de 2014, KAISER+KRAFT estuvo inmersa cuatro meses y medio en este proyecto para la isla de Heligoland. En total viajaron a la isla diez de nuestros empleados, entre los que también se encontraban los especialistas del proveedor SCHULTE Lagertechnik, que prestaron gran ayuda gracias a su know-how.

La materialización

El edificio de dos plantas de la estación de explotación y servicio de Heligoland cuenta con una superficie de 1200 m². La mitad sirve para alojar vestuarios e instalaciones sanitarias, oficinas, salas de descanso y salas de reuniones, así como una sala de control para supervisar el parque eólico. En estas instalaciones pueden trabajar un total de 50 personas.

En la otra mitad se sitúa el almacén que ocupa una superficie de 600 m². Debido a las exigencias especiales, este espacio se dividió primero en dos unidades de almacenamiento separadas cuando comenzaron los trabajos de SCHULTE y KAISER+KRAFT. La separación se hizo mediante vallas de rejilla, puertas correderas y dispositivos de cierre. Los montadores de estas empresas disponen de llaves para poder acceder desde la nave a sus almacenes específicos.

Por su parte, el personal del almacén dispone de un acceso completo y puede entregar el equipamiento a los montadores de forma rápida y eficiente mediante un sistema especial de entrega. Este sistema cuenta, entre otros elementos, con dos mostradores de entrega y siete armarios de puertas batientes. La expedición rápida se consigue con el uso de 200 recipientes apilables euronorma de gran capacidad (60 x 40 cm) y aprox. 400 cajas visualizables.

El sistema de estanterías (encajables) de 5 metros de altura utilizado está formado por 700 baldas del sistema MULTIplus 150 (150 kg de carga por balda con bordes de 25 mm de altura). Dispone de plazas para hasta 150 palets u objetos voluminosos y especialmente pesados. Con la ayuda de dos altillos se generó una superficie de almacenamiento adicional de 110 m². De esta forma pudo aprovecharse a la perfección el limitado espacio disponible.

Nuevas experiencias

RWE Innogy ler
La estación base y de explotación cuenta con casi todos los productos de KAISER+KRAFT, desde técnica de almacenaje hasta dispositivos de transporte, pasando por equipamiento para salas de descanso y almacenamiento de sustancias peligrosas.

A simple vista y una vez finalizado el proyecto, su ejecución no parece haber causado demasiados quebraderos de cabeza. Sin embargo, hasta la entrega del almacén en junio de 2014 el equipo encargado del proyecto tuvo que sortear varias dificultades. La virtud más importante de las personas implicadas fue su paciencia. El compañero de Thorsten Oests y responsable de grandes cuentas, Marc Kirchhoff, también vivió en primera persona el buen desarrollo del proyecto y las circunstancias tan especiales. Recuerda perfectamente los desafíos a los que se enfrentaron: sobre todo el difícil transporte hasta Heligoland. “Solo hay una empresa autorizada para enviar mercancía por vía marítima a Heligoland”, cuenta Marc Kirchhoff; “Fueron necesarios embalajes especiales aptos para el transporte marítimo y además, las condiciones meteorológicas no siempre permitían el transporte a la isla”. Una isla en alta mar es mucho más difícil de alcanzar que los destinos en tierra firme o próximos a la costa.

Thorsten Oest añade: “Ya simplemente la coordinación de los diversos proveedores era realmente complicada. Necesitábamos casi todos los productos del catálogo: desde técnica de almacenaje, equipamiento para salas de descanso y equipamiento para talleres hasta almacenamiento de sustancias peligrosas y dispositivos de transporte. Todos estos artículos debían estar listos en el momento acordado para su transporte en barco hasta la isla”.

Los trabajadores implicados podían llegar relativamente rápido a la isla en un ferry desde Cuxhaven que tardaba 75 minutos. Eso si todo funcionaba según lo previsto. Sin embargo, las condiciones meteorológicas se lo pusieron muy difícil, impidiendo de forma imprevista la conexión por vía marítima y, con ello, el cumplimiento de los plazos previstos por el equipo de montaje. Ahí es cuando se hizo indispensable una nueva planificación.

Heligoland es única

La única isla en alta mar de Alemania (además de su vecina “Düne”) cuenta con una superficie de tan solo 1,7 km² y se ubica en medio del Mar de Norte a 48 km de distancia de tierra firme. En términos administrativos, este municipio pertenece al distrito de Pinneberg (Schleswig-Holstein). A finales de 2013 contaba con 1356 habitantes. Esta isla única en el mundo fue en las últimas décadas un destino muy popular para turistas de paso y amantes de la naturaleza. Su rica fauna aviar también es muy apreciada. Hoy en día, la caída del número de visitantes ha hecho reaccionar a este municipio para impulsar aquí un modelo de industria con energía eléctrica sostenible. El recién renovado puerto al sur de la isla tiene 10 000 m² de superficie destinada a este fin. Siendo muy conscientes de la protección medioambiental, el edificio de la estación de explotación y servicio descrita más arriba se construyó únicamente con materiales sostenibles.

RWE Innogy ler

Balance positivo

RWE Innogy ler
Al final el proyecto se culminó con éxito y el almacén completamente equipado pudo entregarse en junio de 2014.

A pesar de, o más bien debido a las grandes dificultades para lograr este objetivo, Thorsten Oest y Marc Kirchhoff, al igual que sus socios de la empresa SCHULTE Lagertechnik, hacen un balance positivo. Al fin y al cabo, el buen resultado que obtuvo el complejo proyecto satisfizo a todas las partes. “Fue increíble poder poner en práctica las directrices de nuestra empresa”, comenta Thorsten Oest. “Pudimos ofrecer de una sola mano todo lo necesario para este proyecto tan heterogéneo: desde la planificación hasta la implementación. La asistencia personalizada y la competencia profesional in situ nos permitió lograr el objetivo de forma más eficiente y rentable, trabajando mano a mano con el cliente. Y con la ventaja de ser un proyecto sostenible”.

El futuro se mueve con energía eólica

La reforma de la Ley de Energías Renovables alemana (EEG 2014) dio luz verde a la adopción de un cambio de modelo energético. Al fortalecer la seguridad jurídica, el sector energético quiere invertir cada vez más en la producción de energía eléctrica sostenible. En el futuro, la mayor parte de electricidad ecológica se producirá mediante potentes instalaciones eólicas situadas lejos de la costa. Hasta 2030 se instalarán generadores eólicos en el mar con una potencia total de hasta 15 000 megavatios.

Contacto

No dude en contactar con nosotros si necesita planificar un proyecto. Nuestros expertos estarán a su lado para asesorarle y apoyarle en lo que necesite.