Atrás
Guía de productos para la fábrica

ESD: Protección frente a descargas peligrosas

Tocas la puerta del coche y ¡zas! Cuando recibes una sacudida, detrás suele haber una descarga electrostática (o ESD por sus siglas en inglés). Esa descarga no suele tener consecuencias graves, a no ser que haya un componente electrónico cerca. En ese caso, las consecuencias pueden ser dramáticas aunque tú ni hayas sentido la descarga.

Aquí profundizaremos en cómo y dónde se producen las descargas electrostáticas y qué peligros conllevan. Además descubrirás con qué productos puedes proteger frente a una descarga electrostática los componentes sensibles en el puesto de trabajo y durante el transporte.

¿Qué significa ESD y cómo funciona?

Como sabes, ESD son las siglas en inglés para descarga electrostática, pero ¿cómo se produce una descarga electrostática?

La forma más fácil de explicarlo es mediante un ejemplo cotidiano:

  • Caminamos con zapatos por una moqueta.
  • Debido al frotamiento, primero nuestros zapatos y luego nuestro cuerpo absorben electrones con carga negativa.
  • Si después tocamos un objeto conductor, por ejemplo la manilla de la puerta del coche, esa carga se transmite al objeto.


Eso es exactamente lo que sucede cuando dos objetos se frotan entre sí y se transmite la carga, por ejemplo al deslizar cajas de plástico sobre una superficie o al desplazar cintas transportadoras.

ESD: Protección frente a descargas peligrosas 187

¿Son peligrosas las descargas electrostáticas?

En pocas palabras, las descargas electrostáticas no son peligrosas para las personas, al menos no directamente. De hecho, solo percibimos una descarga eléctrica cuando la carga supera aproximadamente los 3500 voltios, y esta debe ser mucho mayor para que afecte a nuestra salud.

Sin embargo, en el peor de los casos, una descarga puede asustarnos y hacer que suframos un accidente y resultemos heridos. Además, en algunos entornos también existe el riesgo de que las chispas provoquen una explosión.

Las descargas electrostáticas son peligrosas sobre todo para los componentes electrónicos.

¿Qué daños puede causar una descarga electrostática?

Las descargas electrostáticas pueden provocar daños graves en componentes electrónicos y además hacerlo con una carga tan baja que las personas ni siquiera las percibimos. De hecho, a veces ni siquiera nos damos cuenta de que se han producido daños.

Las consecuencias en fábricas:

  • Los componentes electrónicos sufren averías parciales o totales, a veces incluso tiempo después.
  • Resulta complicado localizar las piezas defectuosas.
  • Pueden recibirse reclamaciones, la imagen de la empresa puede verse perjudicada y puede haber también pérdidas económicas debido a las reparaciones y a las costosas sustituciones de componentes.

El peligro de este tipo de consecuencias de una descarga electrostática aumenta en la medida en que cada vez son más las fábricas que utilizan componentes electrónicos, por ejemplo en la industria automovilística.

Por suerte se pueden evitar.

Conviene saber: En el caso de los microchips, cargas de tan solo 5 voltios pueden causar graves daños.

Así puedes proteger los componentes de una descarga electrostática

La mejor forma de proteger los componentes sensibles de sufrir daños como consecuencia de una descarga electrostática es evitar las cargas y procurar que no solo los objetos sino también las personas puedan derivar a tierra las cargas electrostáticas.

Para ello, las empresas pueden diseñar una EPA (electrostatic protected area) o zona protegida frente a descargas electrostáticas en la que todos los materiales sean capaces de desviar la carga eléctrica. En este sentido es aplicable la norma ESD UNE-EN 61340-5-1.

ESD: Protección frente a descargas peligrosas -02

Recubrimientos para el suelo

La protección frente a descargas electrostáticas empieza en el suelo. Las esteras ESD y otros recubrimientos para el suelo de las mismas características desvían la tensión eléctrica. Esto puede ser importante incluso en una oficina, ya que las ruedas de las sillas pueden generar altas tensiones. Las esteras ESD antifatiga resultan especialmente prácticas en los puestos en los que se trabaja de pie.

ESD: Protección frente a descargas peligrosas -01

Conservación

Utiliza estanterías con revestimiento ESD para almacenar y guardar componentes electrónicos. Es importante que las estanterías se encuentren en una zona protegida contra descargas electrostáticas (EPA) o estén conectadas a tierra. Si no es así, puedes almacenar los componentes electrónicos en nuestros recipientes ESD, como recipientes apilables y cajas visualizables especiales.

ESD: Protección frente a descargas peligrosas 895

Puesto de trabajo ESD

Las mesas, sillas, taburetes y taburetes de apoyo ESD evitan que en los puestos de trabajo se produzcan descargas peligrosas.

ESD: Protección frente a descargas peligrosas 334

Herramientas

Para trabajar en componentes electrónicos sensibles utiliza exclusivamente herramientas capaces de desviar la tensión, por ejemplo destornilladores ESD.

ESD: Protección frente a descargas peligrosas 616

Transporte seguro de componentes electrónicos

La protección frente a descargas electrostáticas también es muy importante durante el transporte de mercancías de un lugar a otro. Esa protección comienza equipando los carros de transporte conductores con ruedas ESD. Las cajas de plástico ESD cerradas protegen de forma fiable los componentes sensibles durante el trayecto.

ESD: Protección frente a descargas peligrosas 673

Ropa ESD

En las zonas protegidas contra descargas electrostáticas es imprescindible utilizar calzado ESD. Según la norma EN 61340-5-1, este calzado debe ofrecer una resistencia comprendida entre 7,5 x 105 y 3,5 x 107 ohmios. El complemento perfecto son las muñequeras o taloneras ESD, las cuales se colocan en la mano o en el pie y se conectan a un cable de puesta a tierra. De este modo, la persona que las lleva está permanentemente conectada a tierra.

Consejo final: Controla que la humedad del aire sea la adecuada

Las cargas son mayores cuanto menor es la humedad del aire y viceversa. Esto se debe a que cuando el aire es lo suficientemente húmedo se forma una fina capa de humedad sobre las superficies que las hace conductoras.
Sin embargo, un exceso de humedad en el aire tampoco es lo idóneo ni para los componentes sensibles ni para la salud de los trabajadores. Lo mejor es que la humedad se mantenga constante en un valor entre el 40 y el 60 %.

Nuestros mejores productos de esta guía
Lo más vendido
Cantidad de artículos: 164
Vista:
Nuestras categorías principales de esta guía