Proyectos y referencias

Planificación personalizada

El centro logístico de Vishay Electronic para componentes electrónicos se ubica en la localidad de Selb. La planificación del equipamiento interior de este centro se dejó completamente en manos de KAISER+KRAFT.

La localidad de Selb, situada en las Fichtelgebirge, suele ser conocida por la porcelana que allí se fabrica. Marcas conocidas en todo el mundo como Rosenthal y Hutschenreuther tienen aquí sus sedes. Pero lo que muchos no saben es que en Selb está presente Vishay Electronic, uno de los líderes mundiales de componentes electrónicos. Esta empresa fabrica millones de diodos, rectificadores, transistores, sensores o resistencias y los reparte por todo el mundo. El grupo fundado en el año 1962 en Norteamérica y que cuenta con siete centros repartidos por toda Alemania, tiene su central europea en esta localidad bávara.

Las fábricas en Selb cuentan con una larga tradición que, como no podría ser de otra forma, está relacionada con la porcelana: En el año 1900 Phillip Rosenthal fundó, por iniciativa de AEG, el “Departamento E” para desarrollar y fabricar aisladores y componentes cerámicos para aplicaciones eléctricas. En esos años empezaba a extenderse la electrificación por todo el mundo y la demanda de estos productos era muy alta. De esta forma se fueron añadiendo a lo largo de los años otras dos fábricas a la fábrica original. Aquí se fabrican unos 80 millones de componentes al año y se tramitan 85000 pedidos. Hoy en día, los clientes proceden del ámbito de la electrónica industrial y de consumo, así como de la ingeniería informática, de la industria automobilítica, de la ingeniería médica o de la industria aeroespacial.

“Debido al desarrollo experimentado a lo largo de los años con las tres fábricas, se había originado una estructura doble en el área logística: en cada una de las fábricas teníamos un departamento de recepción de mercancías con un almacén de materias primas adyacente. El envío estaba centralizado en la fábrica III”, cuenta Mathias Fröhlich, gerente de compras en Vishay.

Vishay ler

Entonces fue cuando decidimos construir un almacén central para las materias primas y los productos acabados que contara con un centro logístico adyacente. El nuevo edificio con una superficie útil de 2500 metros cuadrados, 2150 de los cuales destinados al almacén, se erigió en las proximidades de la fábrica III. La construcción era importante pero también el hecho de encontrar un equipamiento interior adecuado y que cumpliera todas nuestras exigencias en continuo crecimiento. Y aquí fue donde KAISER+KRAFT entró en juego. “A principios de 2013 llamé a Béla Bezold para preguntarle hasta qué punto podía ayudarnos”, añade Mathias Fröhlich. Béla Bezold es jefe de ventas regional en la filial de KAISER+KRAFT en Múnich y se encarga en especial de planificar proyectos de gran envergadura como éste.

Vishay ler

“Cada año suelo ocuparme de unos cuantos proyectos de este tipo. El cliente recibe en nuestra empresa un servicio completo que abarca desde la planificación hasta la entrega definitiva”, comenta Béla Bezold. Mathias Fröhlich y él se conocen y se aprecian desde hace muchos años. Esto se debe a que Vishay Electronic es un cliente arraigado en KAISER+KRAFT y confía en la calidad de su asesoramiento y de sus productos.

Este era el plan en un principio: El jefe de ventas regional de KAISER+KRAFT en Múnich, Béla Bezold, diseñó con todo detalle el equipamiento interior del almacén con nuevas estanterías.

Vishay ler

No fue tan fácil como se pensaba

“Ya contábamos con una estantería de KAISER+KRAFT con la que estábamos muy satisfechos”, explica Mathias Fröhlich. “En un principio mi idea era ampliar ésta, convirtiéndola en una estantería para cargas pesadas.” Él puso a disposición de Béla Bezold los planos, la documentación de la planificación y los requisitos específicos para poder elaborar una primera propuesta. Pero esto no fue tan fácil como se pensaba: los requisitos del nuevo espacio de almacenamiento y centro logístico superaban la carga máxima soportada por las estanterías existentes que el cliente deseaba reutilizar. “Al final tuvimos que planificar todo de nuevo: ahora utilizaríamos estanterías de baldas con una carga máxima intermedia, en la que cada balda pudiera soportar una carga de 200 kg”, comenta Béla Bezold. En total planeamos 528 metros continuos de estanterías con unas 2100 baldas, distribuidas en cuatro niveles y clasificadas en hileras de entre tres y cinco módulos. La extensión de todo el sistema es como recorrer una vuelta y media de un estadio de atletismo.

Ampliable de forma muy fácil

Lo primero era dar forma al pilar del nuevo almacén donde se almacenarían en hileras y de forma ordenada los productos acabados, antes de proceder a su envío. La clave: la instalación fue diseñada de forma que pudiera ampliarse para que, en caso necesario, se instalara un segundo nivel de estantería sobre el primero; así se conseguiría duplicar la superficie de almacenamiento. Garantía con vistas al futuro.

Vishay ler
Vishay ler

En las paredes exteriores del almacén se instalaron estanterías para palets. Aquí caben sin problemas, en cuatro niveles y hasta justo debajo del techo, 170 palets con materias primas como sustratos cerámicos, piezas metálicas, materiales de contacto o incluso piezas de repuesto para máquinas e instalaciones.

¿Se presentaron problemas o dificultades especiales durante la planificación? “La verdad es que no. Sólo recuerdo una llamada de la empresa constructora para preguntarme qué hormigón era el adecuado”, comenta sonriente Béla Bezold. Por debajo del suelo de la nave también se instaló una calefacción que repercutía en la capacidad de carga del suelo. El señor Bezold añade, “a esto le pusimos solución fácilmente mediante anclajes especiales para las estanterías”. El aumento de las exigencias de carga a medida que transcurría la planificación tampoco supuso un problema de especial importancia. “KAISER+KRAFT cuenta con la oferta necesaria para cada necesidad.”

Mathias Fröhlich de Vishay quedó muy satisfecho sobre la forma de tramitar el proyecto: “Teníamos un plan y sabíamos lo que queríamos. KAISER+KRAFT pudo suministrarnos todo lo que necesitábamos para hacer realidad ese proyecto.” Y todo dentro del plazo previsto: El 26 de agosto se suministraron la totalidad de estanterías nuevas y seguidamente fueron montadas; la entrega final del nuevo almacén y del centro de logística fue, según lo acordado, el 31 de agosto. Las estanterías antiguas de KAISER+KRAFT, cuya reutilización estaba planeada desde el principio, se colocaron en otro lugar de la empresa.

Para Béla Bezold, su participación en este proyecto no acababa aquí porque él también supervisa la recepción de la mercancía y la comprobación anual de la instalación: “Como socio autorizado, efectuamos también las comprobaciones anuales de las estanterías conforme según la BGR y la EN 15635. Además, KAISER+KRAFT es una de las pocas empresas que puede llevar a cabo reparaciones in situ y redactar los informes de comprobación necesarios.”

Volver a la página del proyecto

Vishay ler

Contacto

No dude en contactar con nosotros si necesita planificar un proyecto. Nuestros expertos estarán a su lado para asesorarle y apoyarle en lo que necesite.