+34 900 34 11 34       servicio@kaiserkraft.es

Flujo de mercancías explicado en términos sencillos

Flujo de materiales: ¿se apunta con nosotros a un viaje por nuestros productos?

Tras las huellas de los juegos de separadores de cajones EUROKRAFT.

 

 

¿Qué entiende usted por flujo de materiales? Si está familiarizado con la gestión de mercancías, sabrá qué significa “la planificación espacial y el flujo de movimiento de materiales dentro la empresa y su entorno”. Esta elección de palabras suena muy abstracta para la mayoría de la gente, y ciertamente lo es, porque la gestión del flujo de materiales en su empresa es extremadamente compleja y extensa.

Para ayudarle a comprender mejor los procesos que hay detrás, le invitamos a seguir con nosotros el proceso de nuestros juegos de separadores de cajones, limitándonos al flujo de un solo producto para reducir la complejidad del tema.

Todo empieza en el almacén del fabricante

El juego de separadores de cajones EUROKRAFT se compone de un separador longitudinal, cuatro separadores transversales y se suministra de tal manera que el comprador solo tiene que ensamblar las piezas. Esto es lo que dice la hoja de datos, y solo sí el artículo será aceptado más tarde por los destinatarios.

Esto significa que las piezas individuales se ensamblan primero durante la producción, antes de almacenar o enviar nada, y aquí es donde comienza el flujo de material.

Ruta de transporte 1: almacén del fabricante –> producción del fabricante

En las empresas productoras, la mayoría de las áreas deben equiparse regularmente con materias primas, productos auxiliares, piezas de otros proveedores y productos semiacabados, así como con suministros de oficina y piezas de repuesto en general. Por lo tanto, en muchas naves de producción se han instalado sistemas de transporte. Las mercancías pueden introducirse en la cadena de producción de forma rápida y eficaz mediante vías de rodillos o cintas transportadoras. Esto es especialmente útil en naves de producción muy grandes. En instalaciones de producción más pequeñas, los empleados recogen ellos mismos algunas de las mercancías del almacén. Sin embargo, las piezas grandes también deben trasladarse con la ayuda de dispositivos de transporte.

En el caso de nuestro juego de separadores de cajones, un empleado une las cuatro paredes separadoras de los separadores transversales con la pared separadora del separador longitudinal.

¿Qué hay que tener en cuenta antes de enviar la mercancía?

Ruta de transporte 2: producción del fabricante –> intermediario

 

Para que nuestro juego de separadores de cajones esté listo para enviarse al intermediario, los componentes individuales se escanean en el almacén, se retiran y se llevan a la mesa de embalaje. Aquí sigue el paso de trabajo más importante antes de enviar la mercancía: el embalaje.
El embalaje exterior de la mercancía debe seleccionarse de manera que proteja el producto de posibles rasguños. Además, la caja de cartón de embalaje no debe resultar dañado por las esquinas y los bordes de las chapas metálicas. Para ello se utiliza a menudo lámina de embalaje o papel de burbujas. La caja exterior que mejor se adapta es aquella que deja poco margen para el deslizamiento.

Esta es la caja de nuestro juego de separadores de cajones: por fuera tiene un adhesivo con un código de barras para que el artículo pueda ser escaneado y almacenado en conjunto.

Entonces, ¿a dónde vamos ahora? Al intermediario, que vende bancos de trabajo y cajoneras que nos ha encargado 200 juegos de separadores de cajones. Nuestro juego, junto con otros 199 más, abandona entonces la salida de mercancías de nuestra propia producción en Haan. Se trata de diez juegos por caja y cada una de ellas apilada en europaltes. Todo envuelto firmemente con lámina de flejado, que forma parte del aseguramiento de la carga. Finalmente, las cajas no deben caer de la pila; pero ya hablaremos de ello más adelante.

¿Qué sucede en la entrada de mercancías?

La mercancía, sin duda alguna, siempre es entregada, sin embargo lo importante es que ésta llegue en el momento acordado. Pero mucho más importante es que la mercancía llegue en el momento acordado. No solo para que pueda ser utilizada a tiempo, sino también para evitar el caos del tráfico en las instalaciones de la empresa. Imagine que de repente entran cinco camiones en su empresa al mismo tiempo.
El control de la hora de llegada y la notificación de las desviaciones al proveedor forman parte, por lo tanto, de las tareas del departamento de recepción de mercancías. De esta manera pueden optimizarse conjuntamente los plazos de entrega.

 

Otras tareas son:

  • Confirmación de la entrada de mercancías
  • Registro de las cantidades entregadas, si procede, utilizando datos móviles
  • Inspección por muestreo, pesaje, etc.
  • Registro y, en caso necesario, utilización ulterior de los embalajes, palets y recipientes de transporte
  • Clasificación y preparación para el siguiente flujo de material

 

Nuestro juego de separadores de cajones se encuentra ahora en un palet en la zona de recepción de mercancías. Ahora se retira uno de los otros 199 juegos y se pesa en una balanza. Un juego pesa 5 kg y el embalaje 500 g. Es decir, 5,5 kg cada uno. A continuación, se pesa todo el palet con todas las cajas de cartón. El peso del palet se resta del peso total medido. Resultado: 1,1 toneladas. Eso significa que realmente han llegado 200 juegos. Una vez comprobado esto (y solo después de hacerlo) se escanea el número de serie y la mercancía se introduce en el sistema del intermediario.

Ruta de transporte 3: entrada de mercancías del intermediario –> almacén del intermediario

En el almacén del intermediario se utiliza un sistema de almacenaje caótico que está conectado con el sistema de gestión de mercancías. Los encargados escanean los productos cuando llegan y luego los trasladan a una posición libre. De este modo, la posición de almacenamiento se almacena con el producto en el sistema de gestión de mercancías y así se puede ver dónde está almacenado cada artículo. El personal del almacén va de un sitio a otro por el almacén utilizando carros para hacer lotes y transpaletas.

 

Nuestro juego de separadores se es llevado ahora al almacén junto con los demás juegos del palet mediante una transpaleta.

Ruta de transporte 4: almacén del intermediario –> salida de mercancías del intermediario

Una semana más tarde, un cliente encarga piezas de repuesto y ampliaciones para su banco de trabajo o cajonera. El juego se escanea de nuevo antes de abandonar el almacén y es llevado a la mesa de embalaje junto con un sistema de placas perforadas modulares, un cilindro de cierre con llave y una estera con acanalado fino. Esto significa que estamos en la recta final y que nuestro producto llegará pronto al lugar donde será utilizado.

El poder de una buena mesa de embalaje

Una buena mesa de embalaje constituye el punto de ajuste de la velocidad en el flujo de mercancías, porque si un embalador tiene todo a mano y a una altura de trabajo adecuada para su tamaño, puede trabajar de forma más eficiente y saludable. Pero, ¿qué hace que una mesa de embalaje sea una buena mesa de embalaje?

 

  • Todos los medios auxiliares necesarios (cajas de cartón, portarrollos de cinta adhesiva, básculas, impresoras de etiquetas de envío, etc.) están disponibles directamente en la mesa de embalaje.
  • Conexión digital de los datos a introducir (artículo, cantidad, peso, dirección de entrega, etc.).
  • La altura de la mesa de embalaje puede ajustarse en altura para que los empleados grandes y pequeños trabajen en las mismas condiciones.
  • En la estación de embalaje debe poder efectuarse cualquier tipo de embalaje: desde sobres y palets de cartón hasta bidones y contenedores.

El poder del embalaje adecuado

Nuestro juego de cajones sigue en su embalaje exterior original. Junto con los otros tres artículos para el cliente, ahora se vuelve a embalar en la mesa de embalaje de tal manera que no se dañe nada. Las siguientes reglas le ayudarán a empaquetar correctamente:

 

  • Los artículos pesados se colocan abajo.
  • Los productos más sensibles se colocan en el interior en la medida de lo posible y los productos ligeros se colocan en la parte superior.
  • Los colchones neumáticos, el papel de embalaje o los residuos de cartón sirven para rellenar los huecos y amortiguar dentro del paquete, evitando así que los productos embalados se rocen entre sí o dañen la pared interior de la caja.
  • Los productos ligeros se protegen con materiales blandos como papel de burbujas, mientras que para los productos pesados se utilizan acolchados más duros como el cartón perforado.
  • Dado que las esquinas y los bordes de un embalaje externo se dañan con mucha frecuencia, deben protegerse siempre por el interior con material de acolchado.

 

Una vez que todo está bien embalado, el paquete se coloca en el carro de envíos y se lleva a la zona de salida de mercancías.

Logística: porqué una buena preparación lo es todo

La seguridad de la carga es un requisito indispensable para cualquier proveedor de servicios logísticos. Los transportistas utilizan medios auxiliares tales como correas de amarre, redes, almohadillas antideslizantes y cuñas. Los camiones suelen llevarlos a bordo. Así que cuando el conductor recibe la documentación de la mercancía a enviar, comprueba si tiene todo lo necesario y luego carga la mercancía de tal manera que quede bien asegurada. El objetivo es garantizar que ésta permanezca como estaba al comenzar el viaje incluso después de muchas curvas y baches.

Ruta de transporte 5: salida de mercancías del intermediario –> lugar de utilización

Después de muchas horas de viaje y de un largo atasco, el paquete con nuestro juego de separadores de cajones llega al punto donde será utilizado. Se comprueba el contenido, se vuelve a escanear el juego en el almacén del intermediario y se firma el documento de entrega.
Una hora más tarde, nuestro juego de separadores está ya en el cajón de un banco de trabajo. Permanecerá allí durante muchos años, porque los productos EUROKRAFT tienen una garantía de diez años. Así termina el viaje de nuestro producto.

¿Cómo planifica su flujo de mercancías?

¡Haga las preguntas correctas!

 

El viaje del producto aquí descrito es, por supuesto, el caso ideal. Solo funciona así si se cumplen los requisitos básicos. Para garantizar que el viaje completo del producto se desarrolle además de acuerdo con el plazo previsto, deben responderse rápidamente de antemano muchas preguntas:
 

  • ¿Cuánto tiempo necesita un grupo de productos para ir de A a B?
  • ¿Cuántas unidades se envían en una entrega?
  • ¿Cómo se debe embalar y asegurar la mercancía para que soporte el transporte sin daños?
  • ¿Cuántas rutas de transporte diferentes hay y cuál es la mejor para nosotros?


Idealmente, las respuestas a estas preguntas se almacenan en un sistema para cada grupo de artículos. Entonces, si escanea, por ejemplo, la mercancía X en la mesa de embalaje, el sistema ya sabe con qué transportista debe registrarse la mercancía para su envío y cuánto tiempo durará aproximadamente la ruta de transporte hasta el destinatario. A partir de aquí se calcula automáticamente el plazo de entrega y se le comunica al destinatario. Los atascos y los accidentes de tráfico son, por supuesto, impredecibles.

 

¡Tome las medidas correctas!

 

Una buena preparación lo es todo: siempre hay que saber qué hacer cuando …

 

  • ...a la entrada de mercancías llega mayor o menor cantidad de mercancías de las que se han encargado
    Asegúrese de anotarlo en los albaranes y de que el transportista lo refrende. Después póngase en contacto con el expedidor y discuta los siguientes pasos.
     
  • ...la mercancía llega dañada
    En principio, el proveedor de servicios logísticos es el responsable, siempre que el daño no se deba a un embalaje defectuoso por parte del expedidor. Por lo general, esto se puede demostrar. Si detecta algún daño durante la inspección en la entrada de mercancías, anótelo en los albaranes y solicítele al transportista que lo refrende. Si detecta los defectos más tarde, notifíqueselo inmediatamente al expedidor.
     
  • ...la mercancía es muy pesada y voluminosa
    Antes del transporte, compruebe si los empleados necesitan equipos de protección y si el transporte debe realizarse con máquinas grandes. Tenga a mano la normativa para los empleados y sensibilícelos sobre el manejo seguro de estas máquinas. Por ejemplo, al transportar un objeto de gran tamaño con un dispositivo de elevación, la visibilidad puede estar gravemente limitada, lo que aumenta el riesgo de accidentes. Puede leer más sobre el tema en Protección en el trabajo.

 

Si todavía tiene preguntas sobre el flujo de materiales o sobre alguno de nuestros productos, simplemente escríbanos un mensaje.

¿DESEA UNA VISTA OPTIMIZADA PARA APLICACIONES MÓVILES?

La KAISER+KRAFT tienda online también está disponible en una nueva versión para aplicaciones móviles en continuo desarrollo.
Probar la vista para aplicaciones móviles